Los barcos tradicionales del Adriático croata

Los barcos tradicionales del Adriático croata

¿Sabía que es precisamente en el Adriático, es decir en la isla de Hvar en la cueva Grapčeva, fue encontrada una pieza de cerámica de la que los científicos confirman que es la más antigua (3500 años A.C.) representación de un barco en Europa? Hasta en el periodo de prehistoria esta bahía del mar Mediterráneo había sido una intersección importante de los caminos marítimos y podríamos decir, también de los primeros viajeros, o de los primeros turistas.

 

Como una región muy importante desde el punto de vista estratégico, durante los siglos el Adriático era conquistado por los griegos, los romanos, y se quedó bajo el control de la República de Venecia durante casi tres siglos. Todo esto indica la rica tradición de la construcción naval de esta región, que asimiló muchas influencias y dio luz al rico patrimonio marítimo.

 

Así casi cada región del Adriático, hasta casi isla, tiene su tipo de barco que, según los vientos dominantes, las olas y sobre todo según su destino, fueron construidos por los constructores navales para servir lo mejor posible a sus propietarios. Entonces, así como hoy en día, la construcción naval pasaba por unos momentos turbulentos pero los conocimientos y la destreza de la construcción superaban las dificultades históricas y encontraban la manera como los marineros vayan a volver con seguridad a sus puertos, sea que los barcos sirvieran para la pesca, el comercio o el pirataje.

 

Así en los tiempos de antigüedad y del poderoso Imperio romano, los ilirios construían diferentes tipos de barcos rápidos que ocasionaban muchas dificultades a los romanos, y llegaban hasta la Grecia. El aspecto de aquellos buques nunca ha sido reconstruido con precisión, pero unos entre ellos, como es la liburna, fueron adquiridos por los romanos y los lembuli fueron convertidos en las leutas de hoy en día. Ciertos hasta dicen que este tribu de liburnios contaba con un barco con una rueda lateral (liburna rotata), que comenzó a utilizarse un mil de años más tarde.

 

Es solamente de la condura croatica, un barco de madera que remonta al siglo 11, y que estaba en el servicio de los reyes croatas, sobre todo del rey Petar Krešimir IV, de que son conocidos todos los detalles.

Juraj Kopač
Después de haber sido encontrado en el fondo del mar del puerto de Nin, sirvió de modelo para construir la réplica que se puede ver en muchos festivales y regatas de los barcos tradicionales que durante el verano tienen lugar en el Adriático.

Los barcos rápidos, de longitud de unos veinte metros, con remos y velas, como las lanzas de Omiš (sagittae) aunque fueron utilizados para el comercio, causaban tantos problemas a los venecianos que en el siglo 13 el papa romano impulsó dos cruzadas para combatir a los temerarios piratas de Omiš. El medio de navegación básico en la Alta Edad Media eran remos, y más tarde fueron remplazados por las velas latinas y después las cuadradas.

 

Los barcos se construían según su propósito y así en el territorio de Dubrovnik se construían las fustas, los bergantines y las pequeñas galeras. Pero con la expansión de la República de Ragusa, como un enlace comercial entre el este y el oeste, los barcos son cada vez más pesados y cuentan con unas velas de mucha importancia, con lo que los habitantes de Dubrovnik se convierten en propietarios de tales barcos con los que puedan desarrollar su actividad comercial a lo largo del Mediterráneo y hasta más lejos. La nava y la koka son los barcos esenciales de la flota comerciante de Dubrovnik. Los constructores navales tomaron ciertos detalles de diseño característicos de la navegación por los océanos y desarrollaron un nuevo tipo de barco, la koka y en el siglo 16 llegó también el karakun, que fue el apogeo de los barcos a vela que dominaron a los barcos con remos.

 

La evolución de estos barcos mercantes, los más grandes en aquellos tiempos, tuvo lugar en los siglos 18 y 19, cuando comenzaron a construirse los brik y los bergantines a lo largo de la costa croata, y las localidades en la costa de Istria hasta Boka Kotorska, con sus astilleros llevan la expansión comercial y social, hasta la aparición de los barcos de vapor y el primer barco con hélice, construido en Rijeka en 1871 y llamado Croata.

Davor Rostuhar

Y mientras que los grandes buques mercantes conquistaban los mares del mundo, la navegación interna, y a menudo el medio de sobre vivencia esencial, eran los barcos de pesca más pequeños, los gucevi, las batanas, lasgajetas (las falkuša), las leutas, las braceras, los štilac, los loger y tantos otros sin que la economía del litoral y de las islas no hubiera existido, y la historia de la construcción naval croata incompleta.

Unos de los veleros de madera más grandes todavía transportan a los turistas en el Adriático, mientras que en los pequeños puertos de nuestras islas se erigan las gajetas y las letuas, como una memoria eterna de los marineros de las costas croatas. Para los aficionados de las aventuras en el estilo de Indiana Jones, vamos a descubrir que en la iglesia de San Lucas en Donji Humac y en el campanario de la iglesia se San Esteban en Stari Grad en Hvar son esculpidas los motivos de los barcos, y es su tarea encontrarlos y jactarse de su descubrimiento en las redes sociales.

Damir Fabijanić

Si por azar llegue a Rovinj, visite al Museo de la batana, un pequeño barco istriano, en Komiža en la isla de Vis el museo de la falkuša, el barco el más rápido conocido en el mundo entero y en Vrboska en la isla de Hvar, el museo de pesca.

Igor Turčinov / TZ Murter

Desde hace varios años en Betina en la isla de Murter, junto con el maravilloso Museo de la construcción naval de madera de Betina, que representa la historia del barco como el proveedor de los habitantes locales, todo el rompeolas se ha convertido en una exposición al cielo abierto, reservados a estos lindos barcos de madera, y por eso, le aconsejamos de aprovechar la oportunidad y visitar este lugar único que guarda con orgullo la memoria de la tradición de construcción naval milenaria de esta región.