El torneo de caballería de Sinj, el famoso „Sinjska Alka“

El torneo de caballería de Sinj, el famoso „Sinjska Alka“

En memoria de la resistencia heroica de unas centenas de soldados que defendieron la ciudad de Sinj en 1715 del ataque de aproximadamente 60.000 soldados turcos, todos los años en esta ciudad, a principios de agosto, tiene lugar un famoso torneo de caballeros llamado Sinjska Alka. Durante su celebración, toda la región de Cetina parece que hubiera regresado a aquella época gloriosa. Desde las primeras horas de la mañana, la música de las bandas invita al pueblo a asistir al hipódromo, toda la ciudad está decorada, y en cada casa se elabora una rica mesa tradicional, mientras que los caballistas se preparan todo el día en la Corte de los Jinetes para salir ante el público bien preparados.

 

Montar al caballo en una pista de unos sesenta metros de largo con equipo de guerra  completo, apuntando con una larga lanza el pequeño aro de hierro, que consiste en dos anillos concéntricos, conectados con tres barras a unos ángulos d 120 grados, que cuelga en el aire, intentado dar en el medio del aro, es una verdadera dedicación a la habilidad heroica de los defensores de Sinj, que hace más de trecientos años salvaron la ciudad y sus habitantes. Por lo tanto, en cada uno de esos aciertos en el medio del aro, se oye un andanada de cañones desde la fortaleza de Sinj, y con gritos y entusiasmo de los espectadores se escucha también la música solemne. El ganador, es decir, el jinete que reúne la mayor cantidad de aciertos dentro del divisor de tres partes del anillo de hierro, permanece inscrito con letras doradas en la larga lista de triunfadores del torneo, y se convierte en el portador de quizás el mayor honor que se puede ganar en esta área.

 

Mientras que los jinetes que montan a caballo, con hermosos uniformes tradicionales y dirigidos por el duque del torneo, son una imagen impresionante, los escuderos que les  acompañan, en sus coloridas vestimentas, armados con armas medievales, pistolas de llave y porras, son parte igualmente importante de la procesión. Gracias al Estatuto de 1833, donde las reglas de este caballero están estrictamente prescritas, así como la vestidura y el comportamiento del jinete y del acompañamiento general, el Sinjska Alka sigue siendo el juego de caballeros más auténtico de Dalmacia y representa un manifiesto orgulloso de la comunidad local.

 

La rica influencia de la cultura europea y oriental es evidente especialmente en el exuberante lujo de los uniformes del jinete, y la competencia de ciertas familias sobre cuál dará el mejor jinete con el traje más lujoso, está presente durante generaciones. Es precisamente esta relación de toda la comunidad de Sinj y de toda la región de Cetina la que revela el valor de este patrimonio inmaterial, porque el Sinjska Alka se corre un día, pero se vive toda la vida y el amor de esta tradición pasa de generación en generación.