Sin Tomislav Uzelac no tendríamos el reproductor MP3

Sin Tomislav Uzelac no tendríamos el reproductor MP3

Un invento croata utilizado por millones de personas

Al despertarse de madrugada, solía escuchar la música en su teléfono móvil. Una canción alegre llena de ritmo pegadizo para celebrar una mañana soleada. Entonces ponía sus zapatillas e iba a correr a través el bosque. Llevaba consigo los auriculares de los cuales se oía un rock bueno y rítmico para tenerle concentrado al entrenamiento.

 

Por la tarde, al volver de su trabajo, solía escuchar una música ambiental para relajarse después de un día difícil, y al crepúsculo le gustaba escuchar un poco de música clásica, tomando una copa de su bebida preferida. Es muy probable que toda esta música la haya escuchado a través MP3, el formato digital de música, que, gracias a Internet, a mediados de los años 90 del siglo 20, fue una verdadera revolución y se convirtió al principal formato de audio en los ordenadores del mundo entero.

 

Y en 1997 llegó el estudiante de la Facultad de electrotecnia y de informática de la Universidad de Zagreb, Tomislav Uzelac, quien para su tesina optó por el tema de decodificación del software de MP3. El fruto de esta tesina fue el invento de Tomislav, el AMP, el primer programa verdadero y funcional para la reproducción de los archivos de audio en el formato MP3, es decir el primer reproductor MP3 mundial.

 

Después de que el innovador croata puso este programa en Internet, los estudiantes estadounidenses Justin Frankel y Dmitry Boldyrev lo descargaron y lo adaptaron a la interfaz Windows.  Así nació el más utilizado software de reproducción de música, el Winamp, utilizado por millones de personas en el mundo entero, y Tomislav Uzelac fue el hombre quien revolucionó el modo de escuchar y guardar la música.