El kamizot de Susak: lo llevaría hasta la famosa Twiggy

El kamizot de Susak: lo llevaría hasta la famosa Twiggy

Cómo el traje típico el más corto en Europa se convirtió en la vanguardia de la minifalda

El mágico y lo especial son las palabras que describen mejor la isla de Susak. La isla la más occidental en la Bahía de Kvarner, que como un barco naufragado está sola allí en alta mar, es única entre otras islas en el mar más bonito del mundo. Se pondrá de acuerdo que entre 1244 islas croatas esto no es fútil.

 

La única torre de arena adriática, a sólo unas millas náuticas de Lošinj, fue creada como consecuencia de la sedimentación de la arena de color especifico amarillo del río Po sobre un sustrato de roca y gracias a la insularidad, en esta isla de junco y de viñas reinan la paz y los sonidos de la naturaleza.

 

Una de las particularidades de Susak es también su propio dialecto. Una mezcla inusual del croata, del antiguo eslavo eclesiástico, del italiano, del alemán y del inglés es comprensible solamente a los insulares, orgullosos de sus trajes típicos de colores intensos. La variante de «lošinj» es inspirada por la influencia de la moda de la isla de Lošinj de los fines del siglo 18, la llevaban las chicas en ocasiones especiales, y la más suntuosa era el traje de novia.

Ivo Pervan

Durante los años después de la Primer Guerra Mundial las mujeres de Susak introdujeron una novedad, por muchos aspectos visionaria, porque el mundo tuvo manía por un producto similar. El traje típico de Susak incluye la falda llamada kamizot, la única en Europa siendo por encima de la rodilla.

Sabiendo que la minifalda comenzó a ser de moda en los años 60 del siglo 20, se puede decir que las mujeres de Susak eran las primeras visionarias de moda. El supermodelo Twiggy les hará famosos unos decenios más tarde.